El lunes realizarán marcha en reclamo de Justicia por Lucas

Desde las horas previas a la realización del velorio, en las calles de la zona comenzaron a juntarse amigos del adolescente asesinado, vistiendo remeras con la frase “Justicia por Lucas”.

Del mismo modo, los alrededores de la sala velatoria empezaron a ser adornados con distintas banderas y pasacalles, uno de los más visible colgado en la reja de la cochería, con el escudo del club oriundo de Florencio Varela, Defensa y Justicia, y el mismo pedido de “Justicia por Lucas”, con las letras en los colores verde y amarillo característicos de la institución.

“Fabián López, José Nievas, Gabriel Isasis, asesinos”, decía una bandera blanca escrita con grafiti negro colocada al lado, haciendo alusión a los policías detenidos por el crimen del futbolista.

En ese sentido, minutos antes Emanuel, tío del adolescente, se refirió a las detenciones ante la prensa y dijo: “Dentro de lo mal que estamos, es algo que nos alivió un poquito más, pero eso es secundario, hasta que nosotros despidamos los restos de Lucas”.

“Ahora nos vamos a abocar a despedir a Lucas como se merece. En realidad, no se merecía esto, se merecía que este reportaje no sea a nosotros, sino él cuando haga un gol en primera, pero estos hijos de puta nos arrancaron a Lucas de la vida”, señaló Emanuel.

Mientras transcurría la espera de la llegada del cuerpo de Lucas para poder comenzar con el velatorio, otra bandera de grandes dimensiones fue colgada en los alrededores, perteneciente al club San Pedro de Florencio Varela, donde jugó el adolescente.

Se trata de la bandera de la categoría 2004, donde figuraban los nombres de todos los integrantes del equipo, entre ellos el de Lucas.

Con el despliegue de insignias colgadas en la reja de la cochería, los automovilistas y colectiveros que circulaban por la ruta 36 comenzaron a tocar sus bocinas, lo que significó una muestra de aliento para los presentes en un momento de profundo dolor.

El tío de Lucas luego mencionó a los tres adolescentes que viajaban junto a su sobrino en el auto en el momento en que fue baleado, y dijo que son “tres chicos a los que les mataron a un compañero en la cara”, por lo que “hay que seguirlos, hay que acompañarlos”.

“No nos dejen solos en este acompañamiento el lunes, necesitamos que el lunes vengan todos”, concluyó Emanuel, en referencia a la marcha prevista para ese día hacia el Palacio de Tribunales porteño.

En ese sentido, Mario, padre del futbolista, dijo a Télam que van “a reclamar todos los meses para que los condenen”, y contó que la movilización junto a su familia y amigos partirá a las 16 desde Lonardi y calle 14, de Florencio Varela, y el acto será a las 19, momento en que volverán a hablar ante la prensa.

«Vamos a seguir peleando hasta el final porque han destruido a una familia, mi hijo no se merecía eso», aseguró el hombre con una foto de Lucas en sus manos, al convocar a la manifestación.

En ese sentido, «Peka» dijo que convocaron a movilizarse en el «feriado pensando en el trabajador», para no meterse «en un día laboral».

Respecto al inspector Isassi, el oficial mayor López y el oficial Nieva, todos detenidos el sábado a la tarde, dijo que deberían poner «los cojones» y admitir el homicidio.

«Así como tiraron a matar, a acribillarlo a mi hijito, que pongan los cojones para decir ‘sí, yo fui’ y no tapar cualquier cosa», expresó Mario y añadió: «Confío en que se van a pudrir en la cárcel, no tengo otro pensamiento que ese porque sé lo que movilizó a toda la gente, no se puede ocultar nada más y están acorralados».

El padre del adolescente destacó que el apoyo recibido «es lo que Lucas generó en cada persona y chico de esa edad».

«Ustedes lo van a ver en una cancha de fútbol con ropa y botines, nosotros no somos delincuentes. Pensaron que éramos unos cabecitas, que éramos unos villeros como les dijeron a los chicos, que éramos ignorantes y no teníamos nada. Hoy tenemos al país con los ojos puestos en Lucas y el calvario que estamos viviendo», sostuvo.

Por último, el hombre se refirió a la donación de órganos tras su muerte al considerar que «Lucas dio vida».

«En cada órgano que se llevaron, Lucas dio vida, no está muerto y está en cada persona porque tenía su motor 0 km como yo digo, era un deportista sano y todo lo que donamos fue destinado a dar vida», concluyó.

Por otro lado, el fiscal Leonel Gómez Barbella, quien pidió la detención de los policías involucrados junto a su colega Andrés Heil, se comunicó con la madre de Lucas y con las familias de los adolescentes que estaban en el auto junto a la víctima, y les expresó su apoyo total.

Detenidos después de tres días

Los tres policías de la Ciudad que asesinaron a Lucas González, el pibe de 17 años que jugaba en Barracas Central, están finalmente detenidosPasaron tres días desde que Gabriel Isassi, José Nievas y Fabián López iniciaran una cacería por la zona sur de la Ciudad sobre un auto en el que se trasladaban Lucas y tres amigos, los cercaran y los balearan. Lucas murió el jueves último en el Hospital El Cruce de Florencio Varela. La autopsia, que concluyó este sábado, determinó que lo impactaron dos balas: una en el cráneo y otra en el pómulo. Los tres efectivos se entregaron después de que el fiscal Leonel Gómez Barbella pidiera su detención junto con su colega Andrés Heim, titular de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin). Mientras esperan a que el juez Martín Del Viso determine cuándo serán indagados, los fiscales ampliaron la imputación contra los tres policías, según pudo saber Página/12sostienen que se trató de un homicidio agravado con alevosía– porque intervinieron integrantes de las fuerzas y porque Lucas estaba indefenso– y también los acusan de haber intentado asesinar a los otros tres chicos, de haber privado de la libertad a uno y de haber fraguado el procedimiento para presentarlo como un enfrentamiento para intentar salir impunes.

Fuentes consultadas: Télam / Página/12